El sistema de salud mental más completo de Puerto Rico

¿Por qué elegir al hospital panamericano?


La facultad médica más completa, combinada con una infraestructura insuperable y un equipo de trabajo multidisciplinario de clase mundial. FIRST HOSPITAL PANAMERICANO indudablemente promueve la innovación y excelencia en la Salud Mental en Puerto Rico. Nuestro sistema ofrece acceso a la mayoría de los niveles de cuidado de salud mental y está disponible para proveerte servicios de alta calidad cerca de ti en las áreas geográficas de la isla.

Historia


En octubre de 1987, First Hospital Panamericano se fundó en las bellas montañas de Cidra, Puerto Rico, para ser un hospital psiquiátrico con la misión de elevar la calidad de servicios psiquiátricos disponibles hasta ese momento en la Isla.

Pensando en las necesidades y bienestar de los pacientes, en octubre de 1990, Panamericano inauguró su primer programa de hospitalización parcial, conocido como Centro de Acceso y Tratamiento Panamericano en el área de Hato Rey. Hemos evolucionado hasta convertirnos en el sistema de salud mental mas completo de Puerto Rico, con servicios integrados y variados para adolescentes, adultos y envejecientes; con siete (7) Centros Ambulatorios convenientemente localizados a través de la Isla y dos unidades hospitalarias adicionales: Panamericano Ponce y Panamericano San Juan.

Nuestra organización está acreditada por la Comisión Conjunta de Acreditación de Facilidades de Salud (Joint Commission); por Medicare y por el Departamento de Salud de Puerto Rico.

Misión


Nuestra misión es mejorar la calidad de vida en Puerto Rico ofreciendo excelentes servicios de salud mental con acceso inmediato y seguridad para nuestros clientes.

Visión


Nuestra visión es crecer como sistema de salud mental aumentando las oportunidades de recuperación de las personas que enfrentan una condición emocional, manteniendo el sitial de prestigio en Puerto Rico.

Haz tu cita
Español

Señales de Alerta

  1. Aislarse de la sociedad y querer estar solo.
  2. Tener cambios de humor, como euforia un día y desazón profunda el siguiente.
  3. Sentirse atrapado o sin esperanzas a causa de alguna situación.
  4. Aumentar el consumo de drogas o bebidas alcohólicas.
  5. Cambiar la rutina normal, incluidos los patrones de alimentación y sueño.
  6. Manifestar cambios de personalidad o sentirse extremadamente ansioso o agitado, en especial cuando se tienen algunos de los signos de advertencia que se mencionaron con anterioridad.